oficio_de_escritor

Oficio de escritor: rutinas y hábitos

El oficio de escritor es un placer pero no es un lecho de rosas. Al igual que tú, muchos escritores tienen un trabajo con el que sustentarse y no se dedican a la escritura a tiempo completo, pero sí buscan unas horas al día para concentrar toda su atención en esta tarea. Por ello, es importante imponerse rutinas diarias con las que avanzar en el trabajo.

Puede que la una de la madrugada sea la hora a la que te sientas frente al ordenador a desarrollar tu historia. O puede que lo hagas en el banco de un parque durante la pausa del almuerzo en una libreta. Sean cuales sean tus horarios de escritura o lugar de inspiración, siempre es conveniente seguir unas directrices que te faciliten el proceso creativo. Puede que tengas un talento innato, pero agradecerás seguir unos hábitos que te guíen durante la creación de tu historia.

Crea una rutina

Establece un horario con tus actividades diarias y encuentra unas horas para dedicarlas a escribir. Tanto si tu momento es por la mañana como a altas horas de la noche, deberás marcarte una franja horaria y mantenerla como una rutina diaria sin variación. Esta costumbre es sagrada en el oficio de escritor.

Encuentra tu lugar de trabajo

El comedor, la biblioteca, bajo la luz de una vela como hacía Jack Kerouac, en un hotel como Maya Angelou o usar la nevera como escritorio igual que Thomas Wolfe. Encuentra un entorno agradable que te inspire y anime a escribir y conviértelo en tu santuario de trabajo.


Deshazte de las distracciones

No dejes que nada entorpezca tu proceso creativo. Si necesitas silencio y concentración absoluta apaga la música y más vale que dejes el móvil bien lejos. Por otro lado, hay quien se concentra con ruido de fondo, como el ajetreo de una casa o una cafetería para no sentirse en la nada absoluta. La cuestión es sumergirse en ese profundo estado de concentración y no distraerse.

Escribe aunque no puedas

El bloqueo del escritor es frecuente pero no hay que esperar a que llegue la inspiración. Comienza por escribir sobre cualquier cosa y deja que tus ideas fluyan. De este modo, romperás la barrera que te impide avanzar y ejercitarás tu escritura.

Escribe, edita y reescribe

Comienza a escribir y deja fluir tus ideas sin seguir un patrón. Seguramente escribirás cosas de las que te desharás, pero habrá otras que te sorprendan y den forma a tu historia por sí mismas.
Elige las ideas con cuidado y escribe un segundo borrador, añadiendo pinceladas con nuevos colores como si de un lienzo se tratase. Edita y reescribe las veces que haga falta hasta que la narración se vaya acercando a tu idea original. Esta es una de las claves del éxito en todo oficio de escritor.

Socializa y haz ejercicio

No te olvides de ser humano, tómate unas copas con tus amigos de vez en cuando y siéntate a cenar con tu familia. Otra forma de despejar la mente es hacer natación o salir a correr. No solo desconectarás sino que dejarás madurar tus ideas.

 


¿Estás pensando en publicar tu libro?

Resumen
Fecha
Título
Oficio de escritor: rutinas y hábitos
Valoración
51star1star1star1star1star
Loading Facebook Comments ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *