Complejos de un joven

Complejos de un joven: “el miedo es el fracaso adelantado”

Álvaro Ramírez (1996, Colombia) publica su primer libro, Complejos de un joven, una obra autobiográfica que narra cómo logró superar sus complejos. Ya está disponible en las mejores tiendas de ebooks del mercado internacional: Amazon, Apple, Google Play, Kobo y Barnes and Noble. 

Complejos de un joven es una obra que narra los problemas, miedos e incertidumbres que el protagonista va cosechando a lo largo de los años. ¿Se trata de una novela autobiográfica? ¿Cuándo decidió escribirla?

Sí, es una novela autobiográfica que narra mi vida. Desde siempre me ha gustado escribir, por eso me decidí a hacerlo. Los complejos se van adquiriendo con las experiencias del pasado, ya que tendemos a vivir en él y dejamos pasar el presente. Yo he logrado superar muchos, aunque hubo una época en la que leí sobre cómo subir mi autoestima, mi seguridad, sobre cómo dejar de ser tímido… Pero solo tenía que cambiar la actitud, mi manera de ver la vida. Tus sueños se harán realidad si cuando llegan sabes estar despierto. 

Se trata, entonces, de una obra autobiográfica. ¿Todo lo que le pasa al protagonista, Álvaro, le sucedió a usted? ¿Pasó por todos esos miedos e incertidumbres a los que se enfrenta el protagonista de su obra?

Sí.  El protagonista de mi novela tiene muy poca seguridad en sí mismo, como la tuve yo también.  Tal y como cuento en mi libro, sentía miedo cada vez que debía hacer algo en lo que me iba a sentir incómodo. El miedo es el fracaso adelantado. La verdad es que tuve muchos complejos, cada vez tenía más miedo de hacer las cosas, tenía más inseguridad…

Una de las experiencias que más impactó en la vida del personaje de Álvaro es su primera experiencia sexual, la cual fue con una prostituta. ¿Está basado en un hecho autobiográfico? ¿Qué supuso esta situación para el desarrollo de complejos de Álvaro?

Sí, este también es un hecho autobiográfico. Muchas veces recibí burlas sobre mi virginidad. Eso me hizo pensar que la virginidad es una carga (creo que esta carga es más pesada para los hombres). Sufría tanto por ello que negaba mi virginidad, pero entonces me sentía peor conmigo mismo al estar mintiendo. Cada vez que me preguntaban, no sabía qué decir o cómo mentir. Muchas veces los hombres pasan su primera vez con mujeres que no les gustan, pero lo hacen para terminar con esa carga y sentirse aceptados por la sociedad.

Siguiendo con el tema de los complejos, ¿cuáles fueron los primeros miedos que hicieron mella en su persona? ¿A raíz de qué vinieron?

El complejo que me marcó fue el miedo a que las demás personas sepan mis debilidades, mis temores. Creo que es algo muy común. De pequeños no queremos que sepan cuál es nuestro miedo, si le tememos a las alturas, a la oscuridad…  Los niños son más malos y no les da pena burlarse de los demás. Otros complejos habituales pueden ser comparase con las otras personas o sentirse rechazado por la sociedad.

¿Y cómo trató de afrontarlos? ¿Qué trató de hacer para librarse de esos complejos? ¿Ayudó? 

Leía mucho, escuchaba afirmaciones todas las noches y también las practicaba, pero nunca me funcionaron. El fallo estaba en que lo hacía pero no creía en mí. Me decía cosas bonitas delante del espejo, pero no pensaba ninguna de ellas. Intenté hablar más fuerte, pero tampoco funcionó. Muchas veces me lamentaba de mi vida y pensaba que los demás iban a darme la solución. Mi inseguridad era tan grande que que buscaba que me dijeran que era bonito, atractivo…  para poderme sentir bien. Pero ese remedio era a corto plazo. 

Se puede decir que los miedos que se reflejan en Complejos de un joven son muy comunes en nuestra sociedad. ¿Publicó este libro con la motivación de ayudar a aquellos que estén en la misma situación en la que se encontraba hará un tiempo? 

Aunque todavía tengo complejos, no son importantes. Los complejos que tenía en el pasado me limitaban, no me dejaban aprender más, ir a la acción. Todos tenemos complejos en la vida, aunque hay personas que piensen que no le temen a nada. Publico mi libro con la intención de aportar algún mensaje, algo que pueda ayudar a otras personas que están pasando por lo que yo.

Hay muchísima gente con complejos. Parece como si fuera algo innato en las personas. ¿Qué opina usted de estos complejos que azotan a la sociedad? Tal y como usted remarca en su libro, muchos de los complejos surgen por la presión social a la cual estamos expuestos. 

Todos tenemos complejos y superarlos es un gran reto. Según la persona, superar un complejo puede ser fácil o complicado, por ejemplo para mí era muy difícil salir a exponer en el colegio, pero para mis compañeros no. Los complejos son solo miedos limitadores, lo que impiden crecer como persona. Adquirir estos complejos es fácil, deshacerse de ellos es muy complicado. Para superar y dejar atrás un miedo debes tener fuerza de voluntad.

Uno de los grandes complejos de la sociedad es la belleza, el sentirse menos atractivo que alguien. Este gran complejo, en opinión de muchos, viene a causa de los medios de comunicación y de lo que hoy en día está establecido como cánones de belleza. ¿Qué puede contarnos, o qué opinión tiene sobre esto? ¿Cree que cambiando estos cánones se resolverían muchos de los complejos que tienen muchas personas? 

Sí, hay personas que tratan de parecerse a los famosos, incluso se hacen el mismo peinado que ellos. Pienso que eso es un gran error, la belleza es relativa. Es mucho más importante tener una vida atractiva que ser atractivo. No, no creo que cambiando los cánones de belleza se acaben los complejos. Los cánones de belleza no son el problema, el problema es uno mismo. Muchas personas se sienten inferiores a otras porque han tenido mejores resultados en los exámenes, porque son más atractivas, porque ligan más…, pero lo que esas personas no saben es que si puedes creerlo puedes crearlo.

¿Qué les diría a los lectores de Complejos de un joven que estén pasando por la misma situación que Álvaro si pudiera hablar con ellos? 

La vida te da las cartas, pero tú haces las jugadas. Por ejemplo, un gran miedo es ver a esa chica que te gusta y no saber qué siente por ti. Si no lo intentas, ya has perdido. Si lo intentas y le gustas, habrás logrado algo, pero si no, también; no estarás en esa incertidumbre. Con este ejemplo quiero decir que si lo intentas nunca pierdas, o ganas o aprendes. Toma acción en tu vida, es más importante tener una vida atractiva, que serlo. No hay nada más poderoso que un cambio mental. Si quieres que tu vida cambie, cambia primero la forma en la que vez la vida, no esperes que las demás cosas cambien. Cambia tú y lo demás cambiará. Perdiendo aprendí que más vale lo que aprendí que lo que perdí.

 

Puedes leer más sobre Complejos de un joven aquí

Artículo del libro aquí


¿Estás pensando en publicar tu libro?

Loading Facebook Comments ...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *