El hombre que podía curar

El hombre que podía curar: “¿Merece el mundo a alguien que lo sane?”

Mariela Miño (1976, Chile) es la autora de la novela El hombre que podía curar. Apasionada de la lectura desde bien pequeña, finalmente decide escribir su primer libro, el cual surge de su propia voz interior. Una historia que refleja el recorrido de un hombre extraordinario en busca de su lugar y propósito en el mundo.

  • Lo primero que llama la atención de un libro es el título, el suyo se llama El hombre que podía curar, título que describe perfectamente al personaje principal, Gabriel Saldana. ¿Qué nos puede contar sobre el protagonista?

Gabriel es un joven norteamericano que nace con un don especial: puede curar con sólo tocar a alguien. Escogí este título porque el libro trata justamente sobre él, sobre su camino para descubrirse a sí mismo y su propósito en el mundo. Digámoslo así: él es un humano con un don divino y debe aprender a vivir con ello.

  • Aunque el don de Gabriel es extraordinario, tiene una limitación, la cual no revelaremos en esta entrevista. Pero, ¿puede decirnos por qué? ¿A qué es debido esa limitación?

Gabriel había de tener una limitación, forma parte de su autodescubrimiento y del descubrimiento de su don. Esta limitación se va desarrollando a lo largo del libro, será uno de los puntos importantes en su historia.

  • Y esta es la historia de Gabriel. En la biografía de su ficha del libro, nos cuenta que su novela surgió a raíz de una motivación interior que tuvo durante años, que partió de su propia voz interior. ¿Puede explicar a los lectores qué le motivó a llevar a cabo este proyecto?

Siempre me ha gustado esta parte de la literatura, la escritura. Desde pequeña. Aunque en mis estudios me decanté por la medicina, siempre tuve la motivación de escribir. Podríamos decir que, hace relativamente poco, mi voz interior empezó a mandarme señales sobre esta historia, la idea de este libro se armó en mi cabeza. Me di cuenta que aquel era el momento para empezar a escribir la historia de Gabriel.

  • Comenta que hace poco que empezó a escribir El hombre que podía curar. ¿Cuánto hace que empezó a escribir su libro?

Tardé un poco más de dos años en transcribir lo que tenía dentro de mi cabeza, ya que tuve que documentarme mucho para escribir este libro. Pero terminé mi proyecto, y me gustó. Me gustó mucho. Fue una gran experiencia.

  • Entonces, lo que le llevó más tiempo fue la documentación para su escritura. Gabriel realiza un trayecto, un viaje que le lleva por distintos países en pos de descubrirse a sí mismo. Cada país y cada momento tiene su historia, ¿usted tuvo que documentarse sobre esto?

Sí. Sobre todo tuve que documentarme mucho sobre Sudáfrica en el tiempo del Apartheid, porque cuando pasó todo esto yo tenía como quince años. Para escribir esta parte de la historia, tuve que ver muchos documentales, informarme… Afortunadamente, ahora con la tecnología es mucho más fácil.

  • El viaje de Gabriel le lleva a lugares como Colombia, México y Suráfrica. ¿Por qué estos países?

Quería que Suráfrica fuera el país central, el que más peso tuviera dentro de El hombre que podía curar, ya que es un país que necesita ayuda humanitaria, ayuda que podría brindar Gabriel. De Colombia me atrajo el momento de las Guerrillas, de la Guerra Fría. Ahí se encuentra con un pensamiento muy distinto al suyo.

  • ¿Y México? ¿Qué es lo que le empujó a sacar México en su libro?

Está cerca de Estados Unidos. No voy a adelantar nada, pero Gabriel tiene que huir de su país y México será su refugio.

  • Sobre todo Colombia y Suráfrica marcarán un antes y un después en la vida de Gabriel. Ahí es donde vive experiencias únicas. También donde choca con la ambición humana, un tema que, a mi parecer, está a lo largo de su libro.

El personaje de Gabriel, además de poseer este extraordinario don, es noble, bondadoso, altruista. Tiene un alto sentido ético y humano. Quise contrastarlo con esta otra parte del ser humano: la parte ambiciosa. Así se crea ese conflicto interior: él tiene un don para sanar al mundo, pero ¿merece el mundo que alguien lo sane?

  • Justamente, la pregunta fundamental de su libro es: ¿el mundo está preparado para tener a alguien como Gabriel? Podríamos decir que su libro trata de responder esta cuestión. ¿Qué le supuso a usted, a nivel personal, escribir El hombre que podía curar?

A nivel personal, representa concretar algo que siempre quise hacer. Al escribirlo, me descubrí a mí misma. Entonces, le tengo harto cariño a este libro.

  • Para finalizar esta entrevista, ¿qué próximos proyectos tiene en mente? ¿Puede avanzar algo?

Sí, realmente ya tengo otro proyecto en mente. Girará en torno a la evolución de la mujer en la historia. Me llamó la atención lo referente a la misoginia. Actualmente, y por desgracia, se escucha mucho este tema. Entonces, mi nueva novela irá sobre esto.

Libro El hombre que podía curar, de Mariela Miño. ¿Merece el mundo a alguien como él? Clic para tuitear

Encuentra el libro El hombre que podía curar aquí

Artículo del libro aquí


¿Estás pensando en publicar tu libro?

 

 

solicitar un ISBN

Cómo solicitar un ISBN y por qué es importante hacerlo

El ISBN es un código internacional usado para la distribución de libros en papel o digitales. El acrónimo viene del inglés International Standard Book Number, en castellano Número Internacional Normalizado para Libros. Su objetivo principal es la identificación en publicaciones no periódicas y se usa en bibliotecas, librerías, catálogos bibliográficos y bases de datos para registrar libros y en distribuidoras para manejar pedidos sin errores. Está formado por 13 dígitos, 10 hasta 2006, que contienen aspectos del libro referentes a su publicación como el país, el idioma y la editorial, y números de diferenciación. En pocas palabras, es como si fuera la matrícula de un libro. Pero, ¿por qué deberías solicitar un ISBN?

Aunque hay tiendas que aceptan libros sin ISBN, como Amazon, en la mayoría de stores online el ISBN es obligatorio a la hora de publicar un libro. Te será imposible publicar en Ibook Store o en Google Play sin un ISBN. Por lo tanto, solicitar un ISBN amplía considerablemente los canales donde podrás distribuir tu libro, sea físico o digital. 

¿Cómo puedo solicitar un ISBN? Por lo general, solicitar un ISBN puede hacerse de manera online, y si se tienen todos los datos y requisitos indicados en cada país no es una solicitud muy farragosa.

Para solicitar un ISBN en España debes visitar agenciaisbn.es. En esta página web se detalla todo el procedimiento y te redireccionará al formulario de solicitud de un número ISBN. Lo primero es la solicitud y pago, dan la opción de pagarlo con tarjeta de crédito, transferencia o PayPal. A partir de esta “solicitud y pago” todo viene rodado. Es muy sencillo y es la propia agencia quien te va notificando todos los pasos que debes seguir.  El precio total para recibir tu ISBN es de 45 euros, son 95 si eliges la opción urgente. El trámite solo se agiliza en tres días.

Para solicitar un número ISBN en Argentina debes visitar isbn.ar. El precio puede oscilar entre los 880 y los 1.420 pesos argentinos dependiendo de si quieres hacer la solicitud online o con un agente en las oficinas centrales. Para acceder al formulario online de solicitud tienes que crear una cuenta.

Para México la página es indautor.gob.mx. La burocracia hace que en este país se deba pedir la solicitud de alta en el Padrón Nacional de Editores y número ISBN conjuntamente. Esta guía de usuario será imprescindible para entender el complejo entramado. El precio para solicitar el ISBN en México es muy asequible, unos 202 pesos mexicanos.

En Colombia se solicita a través de camlibro.com.co. El contacto que debes usar para solicitarlo es agenciaisbn@camlibro.com.co. Esta organización pone a disposición de los usuarios un instructivo PDF que resuelve las principales dudas. El pago se hace con PSE y Tarjeta de Crédito. También puedes hacer el pago en efectivo descargando el cupón del Banco Caja Social en la misma web.

La Agencia para solicitar un ISBN de Perú esta vinculada a la Biblioteca Nacional del Perú, la puedes encontrar en isbn.bnp.gob.pe.  En Uruguay la plataforma es la misma pero se accede desde isbn.bibna.gub.uy.

Si tu país no está entre estos, para saber que agencia debes consultar para solicitar un  ISBN en tu país visita la página isbn-international.org. Este buscador te permite encontrar el contacto directo con la agencia de ISBN de tu país.

Solicitar un ISBN gratuito es muy peligroso. Aunque pocos escritores se planteen si solicitar un ISBN o no por su precio hay que advertir de los peligros de los ISBN for free. De este modo algunas plataformas de publicación ofrecen estos códigos de forma gratuita. Pero acaban siendo más un problema que una solución porque no se puede usar ese ISBN gratuito en otra entidad que no sea la autorizada por la plataforma. Si te interesa usar un ISBN gratuito es recomendable que revises muy bien los canales de venta ofrecidos por la plataforma, que son muy pocos.

Las publicaciones que deberían tener un ISBN son:

  • Libros
  • Publicaciones que la editorial no tenga previsto actualizar regularmente ni continuar indefinidamente
  • Películas, vídeos y transparencias educativos o didácticos
  • Libros en casete, CD o DVD, audiolibros
  • Publicaciones electrónicas que sean en un soporte físico como cintas legibles por máquina, disquetes o CD-ROM, o en Internet, para descarga o streaming
  • Ejemplares digitalizados de publicaciones monográficas impresas
  • Publicaciones multimedia, cuyo componente principal sea textual
  • Mapas
autores que fueron rechazados

10 autores que fueron rechazados antes de convertirse en bestsellers

Escribir un libro y que una editorial lo publique no es una tarea fácil y mucho menos una experiencia positiva. Son muchos los escritores que envían su manuscrito a agencias y editoriales con la esperanza de que publiquen su libro, pero la mayoría de veces solo reciben una carta de rechazo. ¡No hay que desanimarse! Hoy compartimos con vosotros 10 autores que fueron rechazados antes de que sus obras se convirtieran en grandes ventas:

  • Stephen King es hoy día un autor aclamado por sus novelas de terror. Su primera novela, Carrie, publicada en 1974, fue rechazada 30 veces antes de que viese la luz. La edición de bolsillo vendió más de un millón de copias en el primer año.
  • Considerado el mejor escritor de todos los tiempos, la sombra de la frustración persiguió a James Joyce en 22 ocasiones antes de que Dubliners se publicara en 1914. Pero la fama no le llegó inmediatamente, solamente vendió 379 copias el primer año, de las cuales 120 las compró el propio Joyce.
  • De la célebre novela de Jack Kerouac, On the Road, se decía que no era una buena novela, que recibiría críticas negativas y no daría satisfacciones económicas. La editorial Viking Press no pensaba lo mismo y la publicó en 1957. Desde entonces ha vendido alrededor de 60.000 copias cada año.
  • El éxito de J. K. Rowling se lo debemos a una niña de tan solo 8 años. La hija del editor de Bloomsday se leyó el manuscrito y le gustó tanto que convenció a su padre para publicarlo. Con Harry Potter y la piedra filosofal empezó la serie de libros mejor vendida de todos los tiempos, con ganancias de 450 millones de dólares.
  • Otro de los autores que fueron rechazados es Marcel Proust, autor de autopublicación. En busca del tiempo perdido, una novela en siete volúmenes publicada entre 1871 y 1922, es hoy un clásico de la literatura, pero no hubo ningún editor que quisiese publicarlo o enfrentarse a la novela más larga en la historia de la literatura.
  • 

George Orwell fue otro de los autores que fueron rechazados. De su exitosa novela Rebelión en la granja (1945) se decía que “no había cabida en el mercado para historias de animales”.
  • 

Agatha Christie, la reina del misterio y el suspense, es un ejemplo a seguir por su firme perseverancia, y es que fue rechazada constantemente durante 5 años hasta ver su primera novela publicada. Hoy día ha escrito más de 100 novelas y relatos cortos con ganancias de más de 2 billones de dólares.
  • En un principio, El diario de Anne Frank no parecía tener oportunidad de ver sus escritos publicados. Después de 15 rechazos, en 1952 fue publicado y ha vendido más de 25 millones de copias.
  • Nada de razón tenían en pensar que El Gran Gatsby era una historia absurda y que su autor, F. Scott Fitzgerald, debía de deshacerse del personaje principal. Fitzgerald no hizo caso de las críticas y consiguió que lo publicaran en 1925, convirtiéndose en un bestseller y cobrando renombre como escritor.
  • Vladimir Nabokov recibió, posiblemente, las cartas de rechazo más insultantes por su novela Lolita. Tras su publicación en 1955 ha vendido más de 50 millones de copias, pero los editores opinaban que era pornográfica, nauseabunda y ofensiva.

La clave del éxito es la persistencia, pulir y revisar tu libro las veces que sea necesario y no dejar que las opiniones de algunos agentes y editores echen a perder tu sueño de ser escritor. Publicar un libro es más posible de lo que crees. ¡El que la sigue la consigue!


¿Estás pensando en publicar tu libro?