escribir una novela

Reto: escribir una novela en un año

Para empezar a escribir una novela solo hace falta iniciativa. ¡Adelante!

  • Inspírate. Decide qué es lo que vas a escribir. Baraja cualquier alternativa: novela, biografía, relatos cortos, etc. Hay muchas opciones.
  • Lee mucho. Toma ejemplo de los buenos libros: clásicos de la literatura, obras contemporáneas de éxito o tus libros favoritos. Pero también piensa en los libros que has leído y no te han gustado: ¿Qué les falta? ¿Por qué son aburridos? Si haces esta reflexión podrás comprender mejor las exigencias del lector y, quizás así, mejorar tu novela.
  • Trabaja en tu libro cada día. Stephen King, el maestro de la literatura de terror, da un buen consejo sobre el tiempo diario que debes dedicar para escribir una novela y ser un autor de éxito. Quizás sea solo para escritores que se dediquen exclusivamente a la tarea: “La manera en que yo trabajo consiste en intentar hacer seis páginas por día. Con un libro como End of Watch, trabajo todos los días 3 o 4 horas e intento llegar a esas seis páginas y que queden bien”(1). La rutina es muy importante. Para un escritor novel 4 horas diarias de escritura son mucho, pero es una buena idea marcarse un tiempo al día para dedicar a la escritura.
  • Nunca dejes de pensar en el título. Lo principal de una novela en términos de publicidad son el título y el nombre del escritor. Alguno de estos te tiene que llamar la atención en las librerías o webs de venta de libros electrónicos para que tenga éxito. Es bueno poner un título al empezar a escribir una novela e ir cambiándolo a medida que vas entrando en el texto. El título definitivo podrá no tener nada que ver con el inicial, pero es un buen ejercicio, ya que titular una novela es muy difícil. No descartes ninguno hasta el final por si acaso. Este taller de escritura creativa te da algunas claves.
  • Buscar un entorno donde la creatividad fluya. Crea un espacio específico y si es posible con luz natural. La música puede ayudar a la creatividad y a que la novela tenga ritmo. Escoge música clásica, es la mejor para combinar con esta tarea debido a que no tiene letra y ayuda a la concentración.
  • Respeta la gramática y ortografía. Des del principio es bueno atender tanto a la forma como al contenido. Esto te dará un plus como escritor y hará que no tengas que estar revisando constantemente el texto ya escrito. Hazlo bien a la primera. Asegúrate que al final de cada página escrita no haya ningún error ortográfico ni gramatical y que tu texto, al menos en la forma, está listo para publicar. Usa diccionarios online como la RAE o el panhispánico de dudas.
  • Usa herramientas para escritores. La herramienta yWriter de Windows te permite organizar un texto en capítulos, actos o escenas. Una herramienta de este tipo es necesaria cuando quieres gestionar una historia muy larga. Si quieres algo más avanzado y con más prestaciones échale un ojo a Scrivener, es de pago. Esta te permite organizar mucho mejor la información. Puedes crear fichas para tus personajes, notas sobre acontecimientos, etc. Así te será mucho más fácil escribir una novela con una trama compleja. Puedes descargarte aquí yWriter.
  • Apaga el televisor. Fuera distracciones que no sirvan para la creación literaria. Intenta usar tu tiempo de ocio fuera del trabajo para recibir estímulos del exterior. Quizás así tendrás la oportunidad de conocer otras materias que te sirvan de inspiración. Esta es la idea: “Tu zona de confort acabará matándote”(2).
  • Piensa algo original y atractivo si te preguntan por tu libro. ¿Alguna vez has visto un elevator pitch? Esa es la idea. Ahora que eres escritor se te puede presentar la oportunidad de conseguir un lector en cualquier sitio. Piensa una manera corta y que deje pensando a todo el mundo al que le hables de tu nuevo libro. Aquí tienes un tutorial que te explica muy rápido qué es y en qué debes hacer hincapié.
  • Publica tu libro. Publicar con Bebooknes es muy fácil. Una vez hayas terminado el libro puedes publicarlo a través de esta plataforma a partir de 90 euros. Tu libro estará publicado en 72 horas.

¿Estás pensando en publicar tu libro?

cómo escribir diálogos

Cómo escribir diálogos correctamente

Una de las dudas con las que se encuentra un autor es cómo escribir diálogos de forma correcta. En esta nueva entrada del blog te vamos a explicar las normas del diálogo para que las apliques a tu novela y tus diálogos queden perfectos.

Empecemos por el principio. Muchas veces recurrimos a iniciar el diálogo con el símbolo erróneo, el guion corto medio (-). El verdadero símbolo del diálogo es la raya (−), tal y como vemos en muchos de los libros que leemos y en este artículo de la RAE. Veámoslo con ejemplos:

−Hola, Juan. ¿Cómo estás?

Como veis, la raya abre el diálogo pero nunca lo cierra, a no ser que se introduzca una acotación del narrador. Esta acotación sólo se cierra con la raya si el diálogo de nuestro personaje continúa:

−Hola, Juan. ¿Cómo estás? –dijo Pedro saludándole con la mano−. ¿Todo bien?

Este apunte es importante para saber cómo escribir diálogos de forma correcta. Ahora, pasaremos a ver las reglas ortográficas de la acotación del narrador.

Cuando el comentario del autor va introducido por un verbo dicendi (son los llamados “verbos de habla”: decir, responder, gritar, replicar, contestar, preguntar…) o por un verbo de pensamiento, empieza en minúscula:

−Hola, Juan. ¿Cómo estás? –dijo Pedro saludándole con la mano.

−Sabes a lo que me refiero –respondió Pedro.

Con este tipo de verbos el diálogo del personaje no se cierra con un signo de puntuación, a no ser que sea una interrogación o una exclamación. El cierre del diálogo se coloca tras la acotación del narrador, tal y como podemos ver en el siguiente ejemplo:

−Estoy bien, no te preocupes –respondió con una sonrisa−. ¿Tú cómo estás?

En cambio, cuando la acotación del narrador no es un verbo de habla ni de pensamiento, esta empieza en mayúscula y el diálogo del personaje se cierra con el signo de puntuación.

−Hola, Juan. Te estaba esperando. –Cerró la puerta tras de sí.

Ahora ya sabes cómo escribir diálogos, pero te dejo unas notas a tener en cuenta:

  • Las rayas que preceden o cierran la acotación del narrador van pegadas al comentario:

−Estoy bien, no te preocupes –respondió con una sonrisa−. ¿Tú cómo estás?

  • Las interrogaciones y las exclamaciones cierran siempre el diálogo, aunque vaya seguido de un verbo de habla o de pensamiento:

−¿Cómo está Pedro? −preguntó Samuel.

  • Igual pasa con los tres puntos, que siempre aparecen antes del comentario del autor:

−Tú no sabes nada sobre mí… −comentó Ignacio−. No puedes decirme nada.

  • Cuando el comentario del narrador necesita dos puntos, estos sustituyen al signo de puntuación del cierre del diálogo. Veamos el ejemplo:

−Tú no sabes nada sobre mí –sentenció Ignacio, y añadió−: No puedes decirme nada.

Estas son algunas de las normas principales para saber cómo escribir diálogos de forma correcta. Ahora que ya las conoces, ¡puedes aplicarlas a tu libro! ¿Y tú, conocías estas normas? ¿Utilizas la raya para tus diálogos?

 


¿Estás pensando en publicar tu libro?

Jorge Pérez Rave: “El Legado de Robert une autoaprendizaje y transformación empresarial”

El profesor Jorge Pérez Rave (Colombia, 1981) presenta una nueva propuesta novelística con su libro El legado de Robert. Novela de ingeniería para el mejoramiento empresarial. Un libro en donde se unen la ingeniería empresarial y la técnica narrativa.

  1. Lo que primero llama la atención de un libro es el título. En su caso, El Legado de Robert. ¿Puede presentar al personaje de Robert?

Robert es un joven de 26 años, tez clara, estatura media y elegante vestir. Está rodeado de una bella familia, su esposa y sus padres, y tiene una prometedora carrera al lado de un experimentado y reconocido consultor empresarial: el maestro Jhon. Ha tenido una vida tranquila hasta que, de repente, una serie de sucesos se confabularán para enfrentarlo a lo que será la prueba más importante y compleja en lo que lleva de vida.

  1. ¿Cuáles son los aspectos que llevan a Robert a dejar dicho legado?

El giro que da la vida de Robert lo enfrenta a un complejo reto ocupacional que permeará ámbitos emocionales, espirituales, sociales y familiares. Es ahí cuando Robert deberá armarse de valor, aumentar la confianza en sí mismo, sostener la esperanza y liberar la creatividad para enfrentar su destino. En ese camino, desarrollará y articulará saberes (conceptos, estrategias, métodos, herramientas,…) útiles para el medio organizacional y la vida en general.

  1. Entonces, este reto ocupacional con el que se encontrará Robert, hará que al final deje su legado, el cual podrá aprovechar el lector. ¿En qué consiste este legado?

Todo ello, lo humano, procedimental, social, individual, espiritual, analítico y sistémico convergerán, a nivel técnico, en una filosofía de autoaprendizaje y transformación empresarial. Esta se materializa en un marco de análisis y solución de problemas, capaz de integrarse con cualquier modelo de gestión empresarial de la actualidad. Pero lo más importante es que dicho sistema no es estático ni universal, sino que está diseñado para que cada lector y organización le ponga su sello personal, y forjen su propio legado, pues valora y toma en cuenta que cada organización es única.

  1. Esta es una novela rompedora, ya que presenta enseñanzas del ámbito empresarial con la forma de una narración. ¿Cuál fue su planteamiento a la hora de escribir la novela y qué fue lo que le llevó a hacerlo?

Los proyectos de mejora han tendido a centrarse más en las herramientas y las respuestas, que en las verdaderas brechas (particulares y latentes) por saldar. Estudios recientes reportan solo entre 10% – 30% de éxito, independiente del paradigma. El propósito fundamental fue proveer un marco general de análisis y solución de problemas empresariales que enfatizara sobre las brechas. Que dejara de asumir las contramedidas bajo paradigmas de soluciones universales y realidades meramente objetivas, aisladas de las interacciones, el contexto y los significados de los individuos. Se utilizaron preguntas clave para motivar el aprendizaje por descubrimiento, y se amalgamaron de forma fiable, válida y reproducible diversos métodos (duros y blandos), estrategias y herramientas ocupacionales (algunas conocidas y otras creadas en específico para tal fin).

  1. Ciertamente logró construir un marco general de análisis y solución de problemas empresariales, sin embargo ¿por qué quiso transmitir en forma de novela y no mediante un libro teórico?

Porque El legado de Robert considera la empresa en múltiples facetas, que toman en consideración realidades objetivas y subjetivas que un texto meramente técnico es incapaz de representar. Además, El legado debe ser descubierto y modelado por cada quien. Va tomando forma a partir del propio ADN de cada organización e individuo. Es único, particular, diferenciado. No se trata de una receta universal.

  1. El legado de Robert expone distintos retos que se le presentan a Robert, los cuales deberá superar. La historia empieza con el reto ABP de cubos, ¿podría explicar en qué consiste?

Este reto articula una gran cantidad de síntomas-problema, identificados a lo largo de 10 años de anécdotas y estudios sobre el sector productivo. Es común que quien se introduzca en este reto recuerde experiencias de su vida ocupacional, que marcaron patrones de desempeño en la empresa y, en casos, dejaron serias consecuencias. Justamente, ¿qué mejor que enfrentar a Robert a esa enorme cantidad de síntomas-problemas recopilados durante 10 años, y posibilitar que cada lector tenga un papel protagónico para buscar superarlos? De hecho, ante ese mar de situaciones que rondan ABP Cubos, lo más complejo es descubrir cuál es el verdadero problema; el cual, como ocurre en la realidad, no es visible, sino latente.

  1. Parece que su novela va dirigida a un sector en concreto, sin embargo, al presentar contenidos de ingeniería empresarial en forma de novela, este sector crece. ¿A quiénes va dirigida su obra El legado de Robert?

 A los sectores productivo, académico y de consultoría. Especialmente, buscamos desarrollar embajadores de esta filosofía de autoaprendizaje y transformación empresarial, potenciando las capacidades de personas con: sensibilidad humana, actitud de aprendizaje, exploradoras de nuevas formas de hacer las cosas, pacientes, metódicas, atentas a los detalles, y con visión de mediano y largo plazo.

  1. El legado de Robert quiere transmitir ese legado al lector, busca en él que reflexione, que tome de la mano a Robert y se enfrente a sus desafíos, llegando a conclusiones y soluciones de su propia cosecha. En este sentido, ¿qué cree que puede aportar su libro a los lectores? ¿Y qué le ha aportado a usted?

Al lector, un legado que posibilita recrear la “realidad” empresarial desde diversos paradigmas (gafas), a fin de compartir un marco general que ayuda a dinamizar capacidades para cerrar brechas a lo largo de la vida. Este marco estimula el autodesarrollo de saberes, habilidades, emociones y hábitos para la mejora continua.

En mi caso, El legado de Robert me ha permitido revivir momentos vitales, tanto de prosperidad como de las más altas turbulencias, y valorar con más intensidad lo que define al ser humano y a su entorno. También me ha llevado a descubrir detalles valiosos que siempre han estado cerca, pero que las gafas que llevaba puestas (paradigmas) me impedían conocerlos.

  1. Tras la publicación de su libro, El legado de Robert… ¿qué proyectos tiene en mente? ¿Seguirá trabajando en la misma línea?

El legado de Robert ® es mucho más que el libro. El libro es el corazón, donde habita el marco general de esta filosofía de autoaprendizaje y transformación empresarial para la mejora continua. Por tanto, tenemos la responsabilidad de seguir potenciando el desarrollo de capacidades individuales y colectivas. Por eso, estamos preparando los productos complementarios. Recientemente, hemos lanzado el primero de ellos: La Libreta Roja. Tomo: La iniciación. Se trata de un compendio de pensamientos, reflexiones y aspectos clave del marco general de El legado de Robert.

Lee más sobre la novela: http://www.legadoderobert.com/

Artículo de El legado de Robert aquí


¿Estás pensando en publicar tu libro?