Cómo convocar a la musa o las excentricidades de los autores

¿Qué es lo más extraño o estrambótico que has hecho para invocar a tu musa? Hemos hecho una lista de las excentricidades que han llegado a hacer autores como James Joyce, Balzac o Gertrude Stein para reencontrarse con la inspiración.

JOHN CHEEVER

Como cualquier hijo de vecino, John Cheever se levantaba por la mañana, se ponía el traje y se iba a trabajar. Sin embargo: se iba directamente al sótano de su edificio, se quitaba el traje y la corbata, y se ponía a escribir en calzoncillos.

GERTRUDE STEIN

Gertrude Stein se sentaba en la parte trasera de su Ford T y mientras su compañera Alice Toklas conducía para hacer los recados, iba escribiendo en una libreta todo aquello que le venía a la mente.

VIRGINIA WOOLF

Woolf quería imitar a su hermana, que era artista, y escribía de pie. Más adelante, decidió finalmente sentarse.

SIR WALTER SCOTT

Sir Walter Scott escribió mentalmente el poema Marmion, ¡mientras montaba a caballo!

JAMES JOYCE

A Joyce le gustaba escribir en la cama, acostado sobre su estómago.

FRIEDRICH SCHILLER

A Schiller le gustaba escribir de noche y, para mantenerse despierto, metía los pies en un cubo con hielo. Para afinar su inspiración tenía siempre un plato con manzanas podridas en el escritorio. Decía que el olor… ¡le motivaba!

FRANZ KAFKA

Para vencer la fatiga, Kafka hacia ejercicio, desnudo, ante la ventana abierta.

Benjamin Franklin o Victor Hugo también eran aficionados al “nudismo inspiracional”, y Agatha Christie o Edmond Rostand se insipiraban en la “cámara de baño”, por escribirlo finalmente, ese lugar donde muchos leen el periódico de los domingos.

¿Cual es la cosa más rara que has hecho para que te volviera la inspiración? ¿Lo has convertido en un hábito de escritura?

No podemos ayudarte a escribir, pero sí podemos ayudarte a publicar el ebook y a venderlo en las principales librerías online. Averigua como auto publicar tu libro con Bebookness.

Consejos de social media marketing para escritores

Una parte muy importante tras publicar un ebook es la promoción que se hace de éste. Se trata de una tarea que realizan las editoriales, que cuentan con un equipo de profesionales especializado. Sin embargo, si has optado por auto publicar tu libro, también vas a tener que auto promocionarlo.

En la auto publicación de libros online es básico tener una página web a donde enviar a los usuarios que tienen interés en tu obra o que quieren comprarla. Por ello, en Bebookness te regalamos una URL con la ficha de tu libro, donde además de una pequeña biografía del autor, se incluye una reseña de la obra, así como los lincs a las librerías online dónde se vende.

Además de la ficha de libro, hoy te damos unos pequeños consejos para que puedas empezar la promoción de tu obra y llegues a más lectores.

Cómo utilizar las redes sociales para promocionar el libro

Quizás no te guste la idea de la autopromoción y ese “he venido a hablar de mi libro”. A nosotros tampoco. Sin embargo, la promoción en las redes sociales es una promoción menos agresiva y más colaborativa. Se trata de dar algo de valor a los usuarios para atraerlos hacia tu página web o ficha de libro. Se trata de construir relaciones con los usuarios, sólo así conseguirás que hablen de tu obra o de ti en su timeline en Facebook o Twitter.

Ponte en sus zapatos

¿A quién te estás dirigiendo? ¿A todo el mundo? Seamos más precisos. Empieza pensando en tu libro desde el punto de vista de tus lectores. Ponte en sus zapatos. ¿Qué significa tu obra para tus lectores? ¿Qué emociones transmite o desprende? ¿Qué necesidades de la vida satisface?

Intenta apartarte un poco de tu rol como autor, y reflexiona sobre qué filosofía o valores transmite el libro. Piensa entonces artículos relacionados que puedas escribir en tu blog. Escribe sobre ellos repetidamente, así atraerás a los usuarios interesados en esos temas, y podrás reconducirlos a la larga hacia tu obra.

Únete a la comunidad de tu audiencia

¿En qué comunidades de intereses inscribirías a tu libro? Quizás los personajes tengan unos intereses muy concretos o la obra se desarrolle en un ámbito muy concreto. Por ejemplo, se desarrolla en una micro cervecería artesana, o algunos de los personajes son del Atlético de Madrid, o es una obra escrita desde el punto de vista de una adolescente fan de los manga. Tendrás entonces que “visitar” y formar parte de esas comunidades en concreto.

De nuevo, habla sobre temas de su interés en tu blog, y visita a menudo los blogs o fuentes de información de esas comunidades. Recuerda: antes de hablar, escucha. Nunca, nunca, nunca entres en una conversación (publiques en sus muros) con una promoción directa de tu obra. Lo consideraran como una intromisión.

Utiliza los bucles de retroalimentación

Las relaciones en las redes sociales se construyen escuchando, conversando y compartiendo valor. Se trata de una comunicación de doble vía. Conecta todos tus perfiles de las redes sociales a tu blog, que funciona a modo de campo base. Y a éste a tus fichas de libro. Si vas a generar contenido con cierta periodicidad, plantéate crear un newsletter, para tener otro canal de información directo con tus usuarios/lectores.

Nunca, nunca, nunca utilices la auto publicación de una red social a otra. Twitter, Pinterest o Facebook tienen su propio lenguaje y tempo. Y no hay nada peor que ver cómo alguien publica el mismo contenido en sus redes sociales sin adaptar el formato ni la audiencia de destino.

Recuerda siempre: escucha, interactúa y reflexiona sobre los temas de conversación de tu audiencia.  Tus lectores te van a dar nuevas ideas sobre las que aportar contenidos y valor.